Consulado General y Centro de Promoción en Francfort

Coloquio "Mafalda cumple 50 años" en la Universidad de Heidelberg

Se llevó a cabo el pasado 4 de julio de 2014 un coloquio interdisciplinario en la Universidad de Heidelberg sobre la historieta argentina, en conmemoración de los 50 años de la edición de Mafalda, organizado conjuntamente por el Consulado General y el Seminario de Romanística de la Universidad de Heidelberg. El evento se desarrolló en las instalaciones de la Universidad de Heidelberg.

La apertura del coloquio, titulado "Mafalda cumple 50", corrió por cuenta de la Cónsul General de la República Argentina en Fráncfort del Meno, Inés Suárez de Collarte. Por su parte, Karen Saban, doctora en letras y lectora de español de la Universidad de Heidelberg, fue la moderadora del evento.

Se estima que concurrieron al coloquio alrededor de 60 personas, en su mayoría profesores, graduados, y estudiantes de universidades alemanas.

Bajo el tema "El lugar de Mafalda en la sociedad argentina", se dió paso a la presentación de la ponencia "Niñez, adultez: visiones del mundo en Mafalda" a cargo de José García Romeu, profesor de la universidad francesa de Toulon desde 1993, nacido en Buenos Aires y especialista en literatura argentina y en literatura ecuato-guineana de expresión castellana.

El propósito de la ponencia consistió en observar cómo la mirada ingenua de los chicos, actuantes minuciosamente construidos por Quino, funda una visión contrastante del mundo al enfrentar, de manera reveladora, el sentido común del niño a la realidad absurda del universo adulto.

El coloquio continuó con la ponencia de Néstor Ponce, quien expuso sobre el tema "Mafalda: niños, mujeres, masculinidad". Ponce nació en La Plata en 1955 y reside en Francia desde 1979. Actualmente es catedrático en literatura y civilización hispanoamericana en la Universidad de Rennes II, donde dirige la revista electrónica Amerika y el equipo de investigaciones  Interlenguas: Memorias, Identidades, Territorios  (ERIMIT).

En su exposición, Ponce analizó el impacto de Mafalda en las generaciones posteriores a sus primeras publicaciones en los años 60. Observó la importancia del discurso contestario, en un espacio preciso, el Buenos Aires de los años 60, en el marco de la clase media argentina. Según Ponce, la contestación concierne no sólo el ámbito político, sino que se dirige también a la sociedad y a la familia en particular.

Asimismo, bajo el tema "Quino en la tradición argentina de la historieta" tomó la palabra Diego Jarak, con su ponencia titulada "¡Que bárbaro(s)! Iconografía, pictografía y fotografía. Quino y el quiebre de estereotipos visuales en Argentina". Diego Jarak es maître de conférences a la Universidad de La Rochelle, investigador del Centro de Investigaciones en Historia Internacional y Atlántica  (CRHIA) y director del Master LCAI de la misma universidad.

En su alocución, Jarak señaló que en su trayectoria, Quino fue profundizando una crítica de la sociedad, centrada sobre el porteño. El pesimismo que opera como telón de fondo en sus tiras, así como el tratamiento gráfico caracterizado por una extrema economía, son el resultado de su fina comprensión de la naturaleza humana. Sin embargo, y a pesar de la predominancia de los temas de actualidad, en varias ocasiones el humorista se inspira en una conocida representación social: el relato histórico de la construcción de la nación argentina. Jarak se propuso rescatar uno de los elementos de ese relato: la barbarie.

Seguidamente expuso Hartmut Nonnenmacher sobre "Mafalda en el contexto de la formación del campo de la historieta argentina". Nonnenmacher es profesor de literatura española, hispanoamericana y francesa en la Universidad de Friburgo en Brisgovia.

En su ponencia, indicó que la época en la que se fueron publicando los episodios de Mafalda - 1964 a 1973   coincide con la formación del campo de la historieta argentina, en el sentido que da Bourdieu a este concepto. Se publican además los tres grandes clásicos de la historieta argentina: "El eternauta" (a partir de 1957), "Mafalda" e "Inodoro Pereyra" (a partir de 1972). Sin embargo, sólo Mafalda consigue una trascendencia internacional, y Nonnenmacher indagó la especificidad de cada una de las tres obras para comprender  las causas de la diversidad de sus trayectorias.

Bajo el tema "Recursos estilísticos en las tiras de Mafalda", se dio paso a la presentación de la ponencia "Evolución del mundo de Mafalda, su propio desarrollo, sus "mudanzas" y sus amigos" de Mark Krasnov. Mark Krasnov comenzó con sus estudios universitarios en octubre de 2007 y cursa en la Universidad Ruprecht Karl de Heidelberg y en la Escuela Superior de Estudios Judíos de Heidelberg el profesorado para la educación secundaria, especializándose en la lengua castellana, en la educación religiosa judía, en el hebreo antiguo y en el latín.

Krasnov sostuvo que al principio, el planteo de la historieta de Mafalda era simple. Pero en el lapso de nueve años, Quino creó todo un mundo entero y complejo. Ese micromundo propio está lleno de distintos personajes que son muy diferentes. No obstante, todos llegaron a trabar amistades con la protagonista Mafalda y unirse a su pandilla. Asimismo, cabe destacar que no aparecieron todos a la vez, sino fueron introducidos por el dibujante a lo largo del tiempo. En la exposición se enlazó todos estos elementos para entender mejor el desarrollo interno de la tira.

La última exposición fue "Fantasías de Felipe: elipsis en las tiras de Mafalda", de Claire Latxague. Latxague es Doctora en Estudios hispánicos e hispanoamericanos de la Universidad Stendhal Grenoble 3 y profesora de castellano. Ha dedicado su tesis de doctorado a la obra de Quino como modelo para teorizar una poética de las formas breves de la literatura dibujada.

Latxague señaló que entre los personajes de las tiras de Mafalda, Felipe es el que ofrece mayores ocasiones para experimentar efectos elípticos en la narración. Su imaginario produce acontecimientos gráficos y narrativos que hacen desbordar la tira de su senda habitual y abren un paréntesis de fantasía en medio de la orientación política de la serie. Estudiando ejemplos precisos, Latxague analizó cómo funcionan los mecanismos elípticos vinculados a este personaje, de qué manera interactúan estos mecanismos con los códigos narrativos de los otros y, por fin, cuál es la impronta particular que dejan estas tiras en la memoria del lector.